Openbravo, un ERP de código abierto

Hace poco os hablábamos sobre la conveniencia de elegir entre software libre y propietario a la hora de decidirse por un sistema ERP. Hoy os vamos a hablar de un sistema de Software ERP de código abierto (libre) como es Openbravo.

openbravo logo

Openbravo es un ERP de código abierto orientado a las pymes, en las que en los últimos tiempos el software libre se ha ido haciendo un hueco gracias a su cada vez mejor rendimiento, estabilidad y facilidad de uso. Hasta el momento esta incorporación se ha producido en áreas poco críticas, por decirlo de alguna manera: navegadores, correo electrónico, suites ofimáticas y poco más. Openbravo supone una buena y fiable alternativa a los ERP tradicionales.

Lo más destacable de esta aplicación, es que prioriza lo realmente fundamental para una empresa cuando hablamos de productos de este tipo, ya sean estos propietarios o libres, el soporte durante la implantación y durante la etapa funcional del producto. Para conseguir esto, la empresa dispone de una amplia red de Partners en todo el mundo, 26 de ellos en España.

En cuanto al producto en sí, decir que ha sido diseñado de forma nativa en entorno web, permitiendo el acceso de los clientes al mismo desde un navegador convencional. La aplicación necesita estar instalada en un servidor, aunque no necesariamente localizado en las oficinas de la empresa, ofreciendo así la posibilidad de externalizar este apartado.

Openbravo. Funcionalidades

  • Gestión de los datos maestros: los cimientos del sistema. Permite que la información esté disponible para todos los usuarios de cualquier departamento, evita duplicidades a la hora de introducir la información puesto que sólo se hace una vez.
  • Gestión de aprovisionamientos: es el bloque encargado de tratar con pedidos, albaranes, facturas, etc., creando un ‘‘flujo de trabajo’‘, en el que cada documento se nutre del anterior. Simplificando, si ya he introducido los datos de un proveedor en un albarán, cuando llegue la factura correspondiente no los tengo que volver a introducir, evitando de esta forma errores y duplicidades en la introducción de información.
  • Gestión de almacenes: como su nombre indica, gestiona stocks, bultos, permite impresión de etiquetas, códigos de barras, gestion de entradas y salidas, etc. Al ser este un sistema integrado, los datos de los otros módulos ‘‘fluyen’‘ hacia él, automatizando buena parte de las tareas de las que se encarga.
  • Gestión de proyectos y servicios: orientado a empresas dedicadas a la realización y entrega de proyectos, gestionandolos de principio a fin, con capacidad para admitir varios tipos de proyectos, control de presupuestos, herramientas de toma de decisiones, control de gastos y recursos asignados al proyecto, tareas, etc.
  • Gestión de la producción: cubre la planificación de la producción, aprovisionamientos, órdenes de fabricación, partes de trabajo, cálculo de los costes de producción, notificación de incidencias de trabajo y partes de mantenimiento.
  • Gestión comercial y de las relaciones con clientes (CRM): el módulo comercial se encarga de nuestras ventas y clientes. Emisión de albaranes, facturas, gestion de pedidos, tarifas, gestión de clientes unificada…
  • Gestión financiera: el área dedicada a la contabilidad, cuentas a pagar y cobrar y activos fijos. Concebida para que la introducción manual de información sea mínima, puesto que lo que hace en realidad es recolectar los datos de los otros módulos, permitiéndonos centrarnos más en analizar los números que en ‘‘picarlos’‘.
  • Business Intelligence (BI): el módulo de reporte y análisis, que nos va a permitir extraer de nuestro sistema los datos clave para la toma de decisiones.

Todo aquel que conozca el funcionamiento de este tipo de productos sabrá que tanto las áreas descritas, como sus funcionalidades y capacidad de interacción, son comunes a cualquier ERP que se precie de llamarse como tal, pero el hecho de ser libre no implica que carezca de potencia o funcionalidades.

Dada su condición open source, se puede descargar la aplicación e implementarla apoyándote en la documentación pública disponible. Ofrecen también paquetes comerciales en los que se incluye soporte, actualizaciones automáticas, copias de seguridad y otros servicios que sin duda añaden valor a una solución de estas características y son por tanto la mejor opción para una empresa.

Openbravo es, cuando menos, una alternativa refrescante en el mundo del los ERP, brindándonos la posibilidad de ser propietarios del software que utilizamos para la gestión de nuestra empresa y pagar únicamente por los servicios que recibimos.

Más información | Openbravo

¿Qué Software ERP es el mejor para mi empresa?

A estas alturas ya sabemos que el software ERP es un sistema integral de gestión empresarial, y que cada vez es más importante en las empresas, bien sean Pymes o grandes empresas. Varios estudios han comprobado y confirmado que el retorno de la inversión en estos sistemas es importante a corto, medio y largo plazo, pero sin embargo, es muy importante que sepamos controlar el proceso de elección de un buen software ERP.

¿Qué Software ERP elegir?
¿Qué Software ERP elegir?

Algunos consejos que te recomendamos desde aquí son:

  1. Analizar los principales procesos internos de la empresa. Esto nos reportará dos importantes beneficios: por un lado podremos identificar más fácilmente los posibles problemas en los procesos para así corregirlos y por otro lado podremos tener un mapa que nos permita saber si el sistema elegido se adapta a nuestros procesos.
  2. Definir correctamente las estrategias de la empresa y la previsión de crecimiento a corto, medio y largo plazo. Este es un paso muy importante, ya que nos permitirá definir el “tamaño” del ERP que necesitaremos. Si nuestra empresa tiene estrategias de crecimiento agresivas, cuando llegue la hora de elegir un sistema ERP tendremos que tener en cuenta que el software soporte ese crecimiento y no exija grandes inversiones futuras para una reorganización.
  3. Elegir de los proveedores. El mercado nos ofrece una amplia gama de soluciones para todos los tamaños, gustos y bolsillos. Tendremos que buscar referencias, empresas que utilicen el mismo software ERP e incluso ayuda de otras empresas dentro del mismo sector. Otro punto importante a tener en cuenta y que puede facilitar la implantación del software es que muchas empresas ya desarrollaron soluciones verticales, que se adaptan a los procesos de empresas de mercados concretos.
  4. Planificar la implantación. Llegados a este punto, es muy importante elegir una buena consultora que lidere la implantación. La elección debe basarse en base a los mismos criterios de la fase anterior, buscando siempre reunir referencias, visitar clientes y casos de éxito en los proyectos liderados por esa consultora. No es correcto situar el precio como criterio a la hora de calificar las propuestas, ya que como sabemos “lo barato sale caro”  y en este caso es cierto. Se conocen infinidad de casos de implantaciones de ERP que han fracasado, y donde el cliente termina teniendo graves problemas por haber optado por un proveedor más barato.
  5. Compromiso con el nuevo sistema y adaptación. Es prioritario que todas las áreas afectadas en la empresa estén comprometidas y si es posible, que todos los actores responsables de esas áreas sean conscientes de los impactos y cambios que el nuevo sistema traerá consigo. Tendremos que realizar un muy buen programa de entrenamiento sobre el nuevo sistema para evitar caídas en la productividad del personal.