3 errores comunes que cometemos al clasificar prospectos

 

¿Cuáles son las posibilidades reales de convertir a un cliente potencial? ¿Cómo se tiene que proceder para convertirlo en un cliente? El arte de la clasificación de prospectos tiene muchos inconvenientes: estas tres deficiencias mentales impiden la conclusión.

De la generación a la clasificación del cliente

¿Cómo llega una nueva empresa a los nuevos clientes más rápido? Primero generando tantos cables calientes como sea posible. Ya sea a través de contactos personales, medidas de marketing, eventos de redes, apariencias justas. Incluso sirven las cotizaciones frías por teléfono, hay muchas maneras de generar clientes potenciales.

La clasificación del prospecto subsecuente consiste en clasificar y perseguir todos los contactos ganados. En esta etapa es cuando la paja se separa del trigo. Algunos clientes potenciales resultan ser inadecuados, otros resultan particularmente prometedores. Pero ¿cómo tener la certeza de realizar una buena clasificación? Como en todo, se necesitan de conocimientos y experiencia en la práctica.

Pero, ¿qué es lo que realmente se nota para clasificar a un cliente potencial como “caliente”? ¿Y cómo es un cliente potencial caliente? ¿Es realmente un cliente que realizará una compra? Éste es precisamente el arte y el calvario de la clasificación de clientes potenciales, porque elaborar estos detalles no siempre es fácil. Incluso pequeños errores pueden frustrar esa conclusión que tanto trabajo nos pudo demandar. Estos son los tres errores generalizados que pueden provocar que no convirtamos a nuestros clientes.

1. Cantidad es calidad

¿Eres de los que piensan que muchos clientes potenciales llevan a muchos clientes? Si tu respuesta es afirmativa, déjame decirte que lamentablemente, esto no siempre es cierto. Si no defines claramente tus criterios para clasificar los clientes potenciales tendrás un montón de contactos inútiles. Así, siguiendo el proceso, estos se convertirán en una gran cantidad de redundancia para el equipo de ventas.

Por lo tanto, es importante saber de antemano lo que hace exactamente un cliente potencial cualificado. Además, debes tener presente cuánto trabajo estás dispuesto a invertir. Por ejemplo, un cliente potencial personalmente adquirido tiene más potencial que un prospecto frío. Las pautas para las cotizaciones frías pueden ser la fuente del cliente potencial. Sus actividades pasadas o el fondo financiero son indicadores que se deben tener en cuenta. Los metadatos, como las visitas al sitio, el contenido o materiales descargado, también sirven para comprender el interés del prospecto. Sí, necesitas hacer una buena investigación sobre el cliente antes de clasificarlo.

2. Los prospectos calificados son estados financieros

Este es también uno de los errores más comunes, pero muchos vendedores todavía se niegan a reconocerlo como tal. La calificación del cliente potencial sirve para filtrar los contactos que son más prometedores y posiblemente conducir a la terminación. Habiendo aplicado los criterios para elegir un prospecto cualificado, es muy difícil que nos encontremos con problemas posteriores. Pero eso no significa que el trabajo está hecho y los vendedores no tienen que preocuparse más que sumar ventas.

La expectativa correcta es crucial cuando se trabaja con clientes potenciales que tienen una buena proyección. Incluso un proveedor calificado requiere el esfuerzo del representante de ventas para asegurar que la venta se realice. Muchos de estos contactos probablemente ya han sido ampliamente informados sobre el producto, pero aún no están completamente convencidos. Por lo tanto, es importante saber exactamente qué es lo que evita que los clientes potenciales compren. Precisamente en este punto se debe trabajar con las habilidades de ventas.

3. Sólo las grandes empresas necesitan herramientas de CRM

Los datos del cliente se recogen en tablas de Excel porque siempre ha funcionado tan bien y es tan económico. Este es uno de los mayores y más frecuentes errores con los que me he topado. Cualquier persona que tiene ambiciones para crecer y quiere evitar que su empresa se hunda en el caos definitivamente debe invertir en software de CRM para gestionar sus clientes potenciales.

Es importante, incluso cuando se está comenzando con un cierto número de clientes potenciales. Vale la pena apoyar la gestión de los prospectos a través de la tecnología apropiada. Así se mantiene el esfuerzo administrativo, en este tema, lo más bajo posible. Para el equipo de marketing, por ejemplo, es de gran ventaja que se vincule a las ventas a través de un sistema de CRM con el fin de transmitir directamente datos valiosos. El software CRM también puede proporcionar soporte y crear transparencia para todo el equipo.

PORQUE MEJORA TU POSICIÓN EN INTERNET