Concepto de Calidad

Hoy día, el concepto de calidad aparece asociado de forma frecuente a actividades, productos o servicios en un abuso del término tal que, a veces, se confunde su significado.

La calidad, como herramienta de mejora para las empresas, surge en Japón tras la Segunda Guerra Mundial. Este país, devastado por la guerra, debía planificar estrategias que le permitiesen mejorar y ser competitivo. La gestión de la calidad hizo de ellos, con tiempo y esfuerzo, una auténtica superpotencia. Desde entonces, la calidad no ha dejado de evolucionar. No obstante, a pesar de la constante búsqueda de la calidad, no es fácil ponerse de acuerdo sobre la definición del término.

Calidad

Concepto de Calidad

Todas las definiciones de calidad son diferentes, aunque coinciden en un aspecto fundamental:

Un producto y/o servicio tiene “calidad” si cumple una serie de requisitos que son los esperados por los potenciales usuarios del mismo.

De tal modo, si un cliente espera que el vehículo que acaba de adquirir tenga una determinada potencia, éste debe tenerla, de lo contrario no habrá cubierto las expectativas individuales del cliente (es decir, no satisface las necesidades del cliente tal y como éste esperaba).

Analizando la definición anterior, se constata que calidad no significa que todo esté perfecto, sino que el producto o servicio se adecue a los niveles prefijados como aceptables por los clientes. Esto es, que el producto cubra las expectativas individuales del cliente. Por ejemplo, cuando una persona compra su marca favorita de chocolatinas, sabe de antemano cuál va a ser el sabor de las mismas, es decir, tiene unas expectativas individuales sobre el producto. La empresa que fabrica esas chocolatinas está obligada a ofrecer el producto con ese sabor, ni más ni menos. Es precisamente ahí donde se encuadra el concepto de calidad. Por lo tanto, analizando lo expuesto en este párrafo, la calidad en el servicio supone ofrecer un producto con unas determinadas características (que cubran las expectativas de los clientes/usuarios del mismo) y además mantener ese nivel de manera continua. De este modo, se pone de manifiesto que la calidad pretende no sólo facilitar la primera venta del producto/servicio sino, más importante aún, conseguir que el cliente/usuario repita su compra (pues se garantiza que el producto/servicio será el mismo). Imagina que ocurriría si cada vez que se adquiere una Coca Cola el sabor fuera diferente, o el color, o el precio, etc. la conclusión es obvia, la empresa estaría abocada al fracaso.

El término expectativas individuales es muy empleado en calidad, puesto que recoge la percepción que el cliente tiene del producto o servicio. En este sentido, es necesario que la empresa cubra dichas expectativas. Es más, hay quien dice que la calidad supone superar esas expectativas. De forma que si la empresa es capaz de superar las expectativas individuales del cliente, habrá calidad.

Para lograr estos niveles de calidad que el cliente espera, es preciso que toda la organización se involucre en su obtención tanto en términos globales (empresa9 como individuales (cada una de las personas que trabajan en ella).

Lo que usted necesita saber acerca de los Business Intelligence

Business Intelligence

 

Datos, información y conocimiento

No existe ninguna verdad más absoluta, que la de la necesidad que un negocio tenga éxito. Ese éxito siempre viene acompañado de un crecimiento, ya sea económico o del aumento de las infraestructuras de nuestra empresa. Lo que pasa con la mayoría de las empresas, es que el crecimiento va en proporción con el número de clientes que tengamos y la obtención de otros nuevos. El “Business Intelligence” puede ayudar a una empresa a llegar a nuevos clientes y mercados, sin olvidar retener a los clientes antiguos. La inteligencia empresarial puede abreviarse como (BI) una definición formal para la inteligencia de negocios, que es un proceso de recolección de información en el área de los negocios, sobre todo en el que nos compete para el buen desarrollo de nuestra empresa. En el BI, los datos recogidos, mejoran la información sobre el mercado y los usuarios del mismo, proporcionándonos un conocimiento sobre lo que el cliente busca, necesita o le puede interesar, esto puede ser una herramienta muy importante para poder captar nuevos clientes.

El Business Intelligence puede dar a cualquier negocio una idea precisa, de las necesidades de los usuarios y el mercado, gracias a las grandes cantidades de información sobre los deseos preferencias de los clientes, además de saber cómo actuar con esa información y obtener un mayor beneficio, ya que si conocemos de primera mano las necesidades del mercado y los productos que desea el usuario del mismo, podremos ser más competitivos y evolucionar con las tendencias y modas. Las empresas que utilizan este conocimiento de BI y comprenden las necesidades del cliente, pueden iniciar la toma de decisiones que afectan a un producto o campaña con más agilidad y menor tiempo, obteniendo un mayor número de clientes y aumentar las expectativas económicas, culturales y tecnológicas. Alcanzando la meta principal de toda empresa, obtener beneficios y mercado.

 

“Sé que puede parecer lioso todo esto que os estoy contando, pero es necesario conocer y comprender, que hoy en día, la información es una gran ventaja, nos ofrece el poder de anticiparnos a la competencia y el aumento de la clientela a la que podemos llegar. La información se ha convertido en una herramienta imprescindible para que una empresa sea competitiva”.

 

Historia del Business Intelligence

La idea de la inteligencia empresarial se remonta a Sun Tzu “El arte de la guerra.” De este sacamos que para ganar una guerra, debemos tener un conocimiento completo de nuestros puntos fuertes y debilidades, así como de los puntos fuertes y debilidades de nuestro enemigo. Esta es la idea en la que se basa o centra la actual inteligencia sobre los negocios, las empresas deben conocerse mejor que nadie a sus competidores y deben conocer aún mejor a sus potenciales clientes. La guerra y los negocios se parecen mucho, teniendo en cuenta que con el BI, hay que trabajar con montones de datos (externos e internos) para realizar la mejor gestión de nuestros recursos y así poder hacer mejores estrategias de mercado, para llevar nuestro negocio a cualquier lugar o persona y obtener una mejor comercialización.

 

Herramientas para ser el mejor en BI.

Al utilizar esta herramienta, una empresa tiene que recoger una gran cantidad de información, desde diferentes puntos de vista y ser capaz de procesarla de forma efectiva, ágil y sobre todo de forma rápida, para poder ser una referencia en el mercado. Las herramientas de BI pueden ayudar a las empresas a almacenar, organizar, e incluso recoger los datos empresariales y de mercado, por muchos que sean, de hecho algunas herramientas de datos son almacenes de datos, realizando una criba sobre nuestras necesidades y preferencias. Clasificando automáticamente la gran cantidad de información, obteniendo un mayor rendimiento y aumentando nuestra ventaja sobre la competencia.

Soluciones tecnológicas para tu empresa

Estamos ante un nuevo contexto empresarial mucho más competitivo, que ha transformado la forma de gestión y los modelos de negocio. La Tecnología de la Información nos permite tener una gran fuente de conocimiento e información al momento.

Exito ERP

La tecnología de la información es un concepto muy asociado a la informática, entendiéndola como el conjunto de recursos, procedimientos y técnicas usadas en el procesamiento, almacenamiento y transmisión de información. Esta definición se ha matizado de la mano de las TIC, ya no basta hablar de una computadora cuando hacemos referencia al procesamiento de la información, ahora internet forma parte de ese procesamiento que se realiza de manera distribuida y remota.

Como hemos dicho, el mercado evoluciona y los modelos de negocios se transforman viendo la luz empresas muy serias y competitivas en el campo de la Tecnología de la información que nos están ofreciendo numerosas soluciones, es el caso de NETcheck, empresa de Servicios Profesionales de Consultoría en el sector de Tecnologías de la Información que ha desarrollado un extenso catálogo de servicios con el objetivo de conseguir que sus clientes maximicen sus inversiones y el retorno de las mismas.

A continuación una serie de soluciones que seguramente vendrán bien conocer para tu empresa:

Enterprise Resource Planning (ERP). Solución que integra los procesos del negocio como pueda ser los recursos humanos, finanzas y operaciones. Favorece la toma de decisiones en tiempo real y la elaboración de pronósticos.

Customer Relationship Management (CRM). Conseguirás identificar, calificar, adquirir, desarrollar y retener a tus clientes. Te ayudará a entregar el producto o servicio solicitado a la persona correcta, pro el canal adecuado y en el tiempo prometido al precio justo. Ideal para las áreas de ventas, servicio al cliente y otras áreas relacionadas como almacén y compras.

Seguridad. Los delitos informáticos crecen y es vital que los sistemas de tu empresa tenga la seguridad necesaria para evitar ataques intrusiones ilegítimas. El gasto en este campo debe ser proporcional al valor de los activos que se protejan.

Servicios en la nube. Te permitirán aumentar la productividad y reducir los costes en materia de TI.

Cambio de hardware. Esta inversión debe estar orientada a optimizar tiempos y agilizar los procesos.