No hace mucho tiempo que en los primeros resultados de Google encontrábamos páginas en las que el único texto eran cadenas interminables de palabras clave en negrita. Con ese truco, las páginas posicionaban y atraían visitantes.

Con los animales de Google, tal y como se conoce en el mundo del SEO a Panda y a Penguin, esto se ha terminado, y si quieres que tu sitio esté en los primeros lugares del buscador, no te queda más remedio que escribir para el usuario.

Con esto, quiero decir que hay que escribir contenido útil y de calidad, que se comparta en las redes sociales y que aporte algo al usuario, para que no se vaya de nuestro blog nada más entrar.

Por eso, se acabaron los artículos llenos de negrita y traducidos directamente del inglés. Si quieres que tu sitio tenga visitantes, te tienes que poner en la posición del usuario y escribir contenidos que le resulten útiles.