Cuando empiezas en el mundo del SEO, piensas que es un mundo en el que todo el mundo puede entrar, ya que no hace falta dinero que una página web mejore sus posiciones en Google, pero con el tiempo te das cuenta de que esto no es así.

Es cierto que el contenido ayuda a que tus sitios se posicionen, pero por sí solo no suele ser suficiente, y es cuando hay que comenzar con estrategias de SEO, algunas de las cuales son imposibles de llevar a cabo si no inviertes dinero.

Poner enlaces en webs de otras personas cuesta dinero, tener una red de blogs propios cuesta dinero, y aún más dinero nos cuestan los programas que nos hacen falta para el SEO, tanto los de creación de enlaces, como los de automatización de tareas y los que miden los resultados.

Es cierto que puedes empezar sin dinero, o invirtiendo muy poco, pero al final si quieres hacer un SEO profesional no te quedará otra que gastar el dinero.