Cada vez leemos más sobre los cambios en Google y cómo el buscador está dando más importancia a los textos de calidad, en detrimento del posicionamiento tradicional, que se hacía a base de enlaces.

El texto es importante, pero si nuestra web no tiene enlaces en otras páginas que apunten hacia ella, no subirá a las primeras posiciones de los buscadores, y por lo tanto nadie la encontrará, lo que se traduce en unas visitas muy bajas.

Nuestra web tiene que tener enlaces, y para ello nosotros tenemos que ayudar sobre todo al principio, donde una buena estrategia de creación de enlaces puede marcar la diferencia entre un proyecto exitoso o un fracaso.

Eso sí,  el proceso tiene que ser lo más natural posible, por lo que evitaremos comprar miles de enlaces en un día, tal y como hacen algunas personas sobre todo cuando empiezan, y creen que la cantidad de enlaces es muy importante.

Enlaces sí, pero de calidad, ya sean comprados, obtenidos por intercambio o hechos por nosotros en algunos de nuestros blogs.