Cada vez son más las personas que entran a nuestras páginas web desde smartphones o desde tablets, y en muchas ocasiones se encuentran con el problema de que la resolución de nuestro sitio no es la adecuada para su dispositivo, por lo que perdemos una visita.

No podemos adaptar nuestros sitios a todas las resoluciones de pantalla, pero sí que podemos hacer algo para que nuestro blog se vea bien a cualquier resolución: poner un tema Responsive, es decir, un tema que se adapta solo a cualquier resolución.

Con un tema Responsive no perderemos ningún usuario que entre a nuestros sitios mediante dispositivos móviles, lo que en hoy en día significa que nuestras visitas aumentarán bastante, y por lo tanto nuestras ganancias, si es que tenemos nuestras páginas monetizadas.

Sé que una vez que nuestro blog funciona bien es difícil meterse a cambiar el tema, ya que esto suele incluir horas de trabajo para adaptar el nuevo tema, pero es algo que tenemos que hacer antes o después para no perder visitantes.