Openbravo, un ERP de código abierto

Hace poco os hablábamos sobre la conveniencia de elegir entre software libre y propietario a la hora de decidirse por un sistema ERP. Hoy os vamos a hablar de un sistema de Software ERP de código abierto (libre) como es Openbravo.

openbravo logo

Openbravo es un ERP de código abierto orientado a las pymes, en las que en los últimos tiempos el software libre se ha ido haciendo un hueco gracias a su cada vez mejor rendimiento, estabilidad y facilidad de uso. Hasta el momento esta incorporación se ha producido en áreas poco críticas, por decirlo de alguna manera: navegadores, correo electrónico, suites ofimáticas y poco más. Openbravo supone una buena y fiable alternativa a los ERP tradicionales.

¿Qué Software ERP es el mejor para mi empresa?

A estas alturas ya sabemos que el software ERP es un sistema integral de gestión empresarial, y que cada vez es más importante en las empresas, bien sean Pymes o grandes empresas. Varios estudios han comprobado y confirmado que el retorno de la inversión en estos sistemas es importante a corto, medio y largo plazo, pero sin embargo, es muy importante que sepamos controlar el proceso de elección de un buen software ERP.

¿Qué Software ERP elegir?
¿Qué Software ERP elegir?

Algunos consejos que te recomendamos desde aquí son:

  • Analizar los principales procesos internos de la empresa. Esto nos reportará dos importantes beneficios: por un lado podremos identificar más fácilmente los posibles problemas en los procesos para así corregirlos y por otro lado podremos tener un mapa que nos permita saber si el sistema elegido se adapta a nuestros procesos.
  • Definir correctamente las estrategias de la empresa y la previsión de crecimiento a corto, medio y largo plazo. Este es un paso muy importante, ya que nos permitirá definir el “tamaño” del ERP que necesitaremos. Si nuestra empresa tiene estrategias de crecimiento agresivas, cuando llegue la hora de elegir un sistema ERP tendremos que tener en cuenta que el software soporte ese crecimiento y no exija grandes inversiones futuras para una reorganización.
  • Elegir de los proveedores. El mercado nos ofrece una amplia gama de soluciones para todos los tamaños, gustos y bolsillos. Tendremos que buscar referencias, empresas que utilicen el mismo software ERP e incluso ayuda de otras empresas dentro del mismo sector. Otro punto importante a tener en cuenta y que puede facilitar la implantación del software es que muchas empresas ya desarrollaron soluciones verticales, que se adaptan a los procesos de empresas de mercados concretos.
  • Planificar la implantación. Llegados a este punto, es muy importante elegir una buena consultora que lidere la implantación. La elección debe basarse en base a los mismos criterios de la fase anterior, buscando siempre reunir referencias, visitar clientes y casos de éxito en los proyectos liderados por esa consultora. No es correcto situar el precio como criterio a la hora de calificar las propuestas, ya que como sabemos “lo barato sale caro”  y en este caso es cierto. Se conocen infinidad de casos de implantaciones de ERP que han fracasado, y donde el cliente termina teniendo graves problemas por haber optado por un proveedor más barato.
  • Compromiso con el nuevo sistema y adaptación. Es prioritario que todas las áreas afectadas en la empresa estén comprometidas y si es posible, que todos los actores responsables de esas áreas sean conscientes de los impactos y cambios que el nuevo sistema traerá consigo. Tendremos que realizar un muy buen programa de entrenamiento sobre el nuevo sistema para evitar caídas en la productividad del personal.