Viajar, ¿vanidad o necesidad?

Uno de esos asuntos curiosos, aunque no precisamente atípicos, surge cuando uno decide partir en un tour mochilero.  Guardamos, ahorramos nuestras reservas económicas mientras mantenemos nuestras intenciones de viajar un tanto secretas. Cuando encontramos todo preparado, pedimos licencia o aprovechamos las obligadas vacaciones, o sencillamente renunciamos y montamos el largo periplo por tierras extrañas. Tomamos las cosas dispuestas y, junto a dos inocuos amigos del club de futbol, nos vamos sin decir más.

Tal vez nos consideremos una persona de placeres sencillos; de los que aman la brisa fresca de la mañana y el café caliente, de los que prefieren la compañía de un libro y el sofá antes que las bebidas y el club de moda. No somos quizá precisamente alguien de grandes aventuras y que resulte siempre fácil complacernos y ser genuinamente feliz con verdaderamente muy poco. Independientemente de esta realidad, albergar la plena conciencia de que, por momentos, la vida, el alma, exige más de nosotros mismos, y en consonancia con ese ser nómada que fuimos en tiempos remotos, necesitamos del movimiento, la exploración, conocer más allá de las fronteras de nuestras influencias físicas y mentales que nos impone el entorno inmediato, el caudal de vivencias vertiginosas que es la ciudad.

Viajar  transforma nuestra visión del mundo, del orbe y sus abatimientos. Viajar es una de esas experiencias que se quedan con nosotros para toda la vida, ya que la experimentación, con todos los sentidos y de primera mano, de una nueva cultura, permanece grabada en el recuerdo como un tatuaje invisible. Son andanzas que contaremos alguna vez nuestros hijos, para escribir en el diario, para compartir con el mundo,  y sobre todo una de esas cosas que necesitamos hacer por y para nosotros mismos. Así que ¿Qué esperas? Arriésgate, atrévete, y ¡hazlo! Finalmente, no nos podemos arrepentir de las cosas que hicimos, pues ya están hechas, sino más bien de aquellas que nunca tuvimos el coraje de experimentar.

Visita nuestros blogs de viajes: